300.000 EUROS POR NO INFORMAR DE ALTERNATIVAS PARA DETECTAR MALFORMACIONES DURANTE EL EMBARAZO

Puntúa nuestro post

Unos padres no fueron informados de la posibilidad de realizar otras pruebas para detectar malformaciones en el feto tras dos amniocentésis fallidas. El niño nació con Síndrome de Down. Rafael Martín Bueno ha conseguido una indemnización de 300.000 euros.

Hechos ocurridos

La mujer cursaba un embarazo declarado de alto riesgo al tener 39 años. Por ello los médicos decidieron realizarle una serie de pruebas de control.

Una de ellas fue una amniocentesis, con resultado fallido. Se realizaron posteriormente otros tres pinchazos que tampoco tuvieron éxito. Por esa razón se concretó otra amniocentesis, con el resultado de otros dos intentos infructuosos. El motivo era que la bolsa amniótica era demasiado flexible y no lograban traspasarla.

La paciente continuó con su embarazo hasta que al dar a luz le diagnosticaron a su hijo Síndrome de Down. Por ello sufrió algunas complicaciones por las que tuvo que estar ingresado en neonatos durante 17 días.

Sentencia

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Sevilla ha estimado el recurso presentado por Rafael Martín Bueno en nombre de unos padres que no fueron informados de la posibilidad de realizar otras pruebas para detectar las malformaciones de su hijo.

Para la Sala existió una actuación irregular en la falta de información que recibieron los afectados. En primer lugar, no se les advirtió del riesgo de tener un hijo con malformaciones. Tampoco queda acreditado, ante el fracaso de la amniocentesis, se les informase de la posibilidad de realizar otras pruebas.

Por tanto, la Sala declaró que existió responsabilidad de la Administración. Matizando que tendrían que haber agotado todas las pruebas diagnósticas para constatar la existencia de malformaciones en el feto. Ofreciendo entonces a los padres la posibilidad de continuar con el embarazo o interrumpirlo.

Por ello condenó a la Administración sanitaria al pago de una indemnización de 300.000 euros a los afectados.

 

Si quieres saber más sobre la falta de información antes de una intervención quirúrgica y sus posibles repercusiones como negligencia médica te dejamos este enlace.