352.000 euros por fallecimiento de una persona diabética durante una histerectomía

Histerectomía con evaluación preanestésica deficiente

 

Una evaluación preanestesica deficiente, parcial y acelerada, que evidencia una mala praxis médica e imprudencia profesional. Al tratarse de una paciente con antecedentes de diabetes mellitus resistente al tratamiento. Lo que incrementa el riesgo de morbi-mortalidad perioperatoria.

 

¿Que hechos llevaron al fallecimiento de la paciente durante una histerectomía?

 

Motivos de la Histerectomía

La paciente presentaba como antecedentes de interés, Diabetes Mellitus (DM) tipo 2. Motivo por el cual se encontraba en tratamiento con Insulina y antidiabéticos orales (ADO) 6 meses antes del fallecimiento. 

Tras presentar reglas con sangrado abundante la paciente decidió acudir a su ginecólogo. Se realizó varias analíticas durante el año y en las últimas los resultados indicaron que tenía una anemia importante. 

La paciente acudió a los Servicio de urgencias con síntomas de cansancio, fatiga y falta de energía. Del mismo modo, Siendo diagnosticada de anemia ferropénica secundaria a hipermenorrea, regla abundante y diabetes mal controlada.

Tras la administración de hierro intravenoso, vuelven a realizarle otra analítica que confirma situación de normalidad.

A pesar de la normalidad, el ginecólogo informó al paciente sobre las posibilidad de realizar una “histerectomía vaginal o embolización”. Además, siendo el objetivo de esta intervención poner fin a los sangrados que presentaba con la regla.

La paciente, tras el consejo de su ginecólogo, acepta la HISTERECTOMÍA VAGINAL. El doctor le facilitó los volantes para el preoperatorio (radiografía de tórax y electrocardiograma). Y el ginecólogo expidió el volante para la operación a Adeslas, indicando “histerectomía vaginal el 6/11/12 en C. Montecanal”.

 

Evaluación preanestésica deficiente

Su ginecólogo, le facilitó los resultados para llevarlos a la clínica el día antes de la operación. Asimismo, ese mismo día facilitó a la paciente documento de consentimiento informado para “histerectomía”. Es reseñable que la indicación quirúrgica era “útero miomatoso” y el tipo de histerectomía “vaginal”.

Sin embargo, en el documento se reflejaban las complicaciones específicas de la histerectomía y la “infección por diabetes insulina dependiente” que sufría la paciente.

Llegado el día de la operación, le facilitan para su firma: documento de admisión, consentimiento “para laparoscopia ginecológica” y consentimiento de “anestesia”.  Por tanto, tras la firma, la cliente fue trasladada, inmediatamente a quirófano. 

Tras intentar la histerectomía vaginal acordada, el ginecólogo tuvo que modificar el tipo de cirugía y extraer el útero vía abdominal. De este modo, según informa el ginecólogo en su informe, al iniciar el cierre de la laparotomía de forma súbita deja de presentar pulso periférico con actividad eléctrica normal. A causa de ello, la paciente fallece 45 minutos más tarde al ser infructuosas las medidas tomadas para revertir la situación.

 

Caso ganado

 

La Audiencia Provincial de Zaragoza revocó la desestimación de la Sentencia del Juzgado de Primera instancia de Zaragoza. D. Rafael Martín Bueno logró acreditar que el fallecimiento de la paciente se debió a una evaluación preanestésica deficiente, parcial y acelerada.

Lo que evidencia una mala praxis médica e una imprudencia profesional.  Además, queda probado que se trataba de una paciente con antecedentes de diabetes mellitus resistente al tratamiento, lo que incrementa el riesgo de morbi-mortalidad perioperatoria.

La indemnización fijada a Compañía Aseguradora Adeslas consistió en el pago de la cantidad de 204.340 euros más intereses del art. 20 LCS desde la fecha de la operación determinante del fallecimiento (148.000 euros).

Ir arriba