El Hospital Nuestra Señora del Rosario pagará 200.000 euros por no detectar un caso mortal de cáncer

Os dejamos uno de nuestros casos ganados, publicado por el País.

retraso de diagnóstico

 

 

Retraso de diagnóstico de Cáncer

 

La inmensa mayoría de los casos relacionados con el cáncer no tienen origen en su tratamiento. Sino en los retrasos de diagnóstico que se registran en esta enfermedad.

El diagnóstico tardío en el cáncer merma, en la mayoría de los supuesto, las posibilidades de sobrevivir. Y suele exigir la necesidad de instaurar tratamientos mucho más agresivos y penosos para el paciente. El tiempo puede marcar la diferencia entre un cáncer perfectamente localizado y operable. Y un cáncer diseminado o a distancia o locorregionalmente.

 

Retraso de diagnostico de un cáncer ovárico 3 años más tarde

 

La paciente fue intervenida en el año 2008 procediéndose a la extirpación de un quiste ovárico derecho benigno. En el mes de mayo de 2009 se procede, en el Sanatario Nuestra Señora del Rosario, a la extirpación completa del ovario con un pequeño resto ovárico de aspecto normal. Siendo el informe de anatomía patológica de cistoadenoma mucinoso (benigno). En el año 2010 se procede a extirpar en la misma clínica el ovario izquierdo. Siendo el informe de anatomía patológica el de cistoadenoma ovárico seromucinoso (benigno).

La paciente continuó con revisiones periódicas. En febrero de 2013 ingresó en la Clínica La Milagrosa, con fuerte dolor abdominal. Entre otras pruebas, fue sometida a un PET-TAC corporal que detectó que la mujer sufría ya de metástasis. Le diagnostican un carcinoma de ovario derecho en estadio IV con evolución desfavorable.

Viendo los resultados, los médicos de La Milagrosa solicitarón muestras de las biopsias previas realizadas en el Sanatorio Nuestra Señora del Rosario. Comprobándose la existencia de un tumor borderline en la muestra originaria del ovario derecho, del que se le había extirpado parte en 2009, quedando un resto pequeño que no se consideró relevante quitar.

Comprobaron, por tanto, que ya existía un foco invasor que no había sido detectado, lo que condicionó que la mujer no recibiera el tratamiento correcto para evitar el fatal desenlace. Cuando se lo descubrieron, el cáncer estaba ya en estadio IV, lo que le causó la muerte en julio de 2014.

 

 

Caso ganado: 200.000 euros por retraso en el diagnóstico de un cáncer

 

La Audiencia Nacional de Madrid revoca la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia Nº96. Rafael Martín Bueno, con su recurso de apelación, dejó acreditado ante la Sala que el retraso de diagnóstico del cáncer de la paciente resultan de un error en el análisis primario de las muestras.

La sentencia de la Audiencia Nacional, que no ha recurrido el seguro médico de la paciente, ASISA, y que por tanto es ya firme, no otorga a los padres los intereses de mora, que elevaría la indemnización hasta los 480.000 euros. Motivo por el cual, Rafael Martín Bueno ha recurrido en casación y es optimista pues el Pleno del Tribunal Supremo dictó hace unos días una sentencia manifestando que a las Entidades de Salud, como ASISA, sí se les debe imponer los intereses de mora.

 

 

Artículo: EL PAÍS