Un bisturí eléctrico causa heridas a cinco pacientes de un hospital de Móstoles

MÁS DE 121.000 EUROS POR UTILIZAR MATERIAL DEFECTUOSO EN UNA OPERACIÓN

Un hombre fue operado con un bisturí defectuoso, lo que le causó graves quemaduras. Estas acabaron desembocando en la necesidad de extraerle la vejiga. La cuantía de la indemnización asciende a más de 121.000 euros.

El juzgado de primera instancia número 17 de Madrid ha condenado a la aseguradora Zurich al pago de una indemnización, además de los intereses y las costas de primera y segunda instancia. La Audiencia provincial, por su parte, ha desestimado la pretensión de la aseguradora de que se le eximiese del pago de dichas costas.

En la noticia

«Los incidentes ocurrieron a principios de 2013, aunque no habían sido hechos públicos. Al menos dos de los afectados sufren graves secuelas físicas que tienen un notable impacto en su vida diaria. Uno de ellos llevó al Servicio Madrileño de la Salud a los tribunales por vía civil y ha logrado ser indemnizado con 121.000 euros, en un caso que ha llevado el abogado Rafael Martín Bueno. El otro paciente optó por reclamar por la vía contencioso-administrativa, en un proceso que sigue abierto y en el que el hospital y Olympus se culpan mutuamente ante el juez de lo ocurrido.»

Puedes leer el artículo completo en el siguiente enlace.

Ya explicamos en un post anterior las ventajas de la vía civil. Por ello nuestro despacho ha sido dirigido a la acción civil. Esta sentencia es una prueba de que:

-Los procedimientos suelen ser más rápidos que en vía contencioso-administrativa.

-Los juzgados de lo civil suelen otorgar indemnizaciones más elevadas que los juzgados contencioso-administrativos.

-En vía civil se conceden los intereses de mora (art. 20 LCS), no así en la vía contencioso-administrativa.

-Hay estadísticas que demuestran que esta es la vía más rápida. Compruébalo en este artículo con datos comentados por Don Rafael.

Hechos ocurridos

El 17 de marzo de 2013 la víctima se estaba sometiendo a una resección transuretral. Esta es una operación indicada para extirpar un tumor en la vejiga.

Durante el transcurso de la operación se utilizó un resector marca Olympus que estaba defectuoso. Con su uso, provocaron unas fuertes quemaduras en el trayecto urinario y en la vejiga.  Lo que le causó diversas secuelas de consideración.

Finalmente tuvo que serle extirpada la vejiga, teniendo ahora una derivación urinaria, con su consecuente pérdida de calidad de vida.