PREMIO POR SU LABOR EN DERECHO MÉDICO-SANITARIO

 

 

Rafael Martín Bueno ha recibido un premio por su labor en Derecho Médico Sanitario en los galardones A tu salud, organizado por La Razón. Es un abogado especializado en negligencias médicas, dirige el único despacho centrado exclusivamente en esta rama del Derecho Sanitario. Sus más de 20 años dedicado a defender a los pacientes y el hecho de que haya ganado las mayores indemnizaciones por errores médicos en España, le avalan.

Premio a su labor en Derecho Médico-Sanitario

En la Sanidad no sólo hay profesionales relacionados con la actividad médica y de investigación, también hay otros como gestores y abogados especializados en abordar los problemas que puedan surgir en los procesos clínicos.

Por eso, en la VIII edición de los Premios A TU SALUD se ha querido distinguir con el galardón “A la labor en Derecho Médico-Sanitario” a Rafael Martín Bueno, que dirige su propio bufete. “Es un orgullo enorme recibir un premio así. Llevo más de 20 años dedicado a las negligencias médicas y me alegra muchísimo ver cómo ese trabajo está siendo reconocido. En este tiempo he estado luchando por hacer justicia para las personas que han sido víctimas de errores médicos y, con esta clase de galardones, puedo llegar a más gente que ha pasado por lo mismo y tratar de ayudarles.”, manifiesta Martín Bueno.

Últimos logros

De su trabajo, el letrado destaca alguno de los últimos logros alcanzado, como “conseguir la mayor indemnización por negligencia médica en España, 3,3 millones de euros. Con ello pude ayudar a reparar, en parte, el sufrimiento que llevaba arrastrando esta familia desde 2005, cuando una serie de errores médicos provocaron que su hijo tenga en la actualidad una discapacidad del 92%. Además, he conseguido otras grandes indemnizaciones, como una de 1.700.000€ para la familia de una mujer que quedó en estado vegetativo tras una operación de tiroides hace nueve años.  Son casos duros y difíciles, pero el saber que, al menos en la parte económica, se ha hecho justicia; me satisface enormemente”.

Ayudar a las víctimas

 

Martín Bueno manifiesta que la labor que ejerce busca “ayudar a que se haga justicia con las víctimas de negligencias médicas. Esas familias han sufrido mucho o incluso han perdido a seres queridos. Muchos de ellos no saben cómo reaccionar o qué hacer ante una situación así. Además, los plazos en estos casos son bastante ajustados con lo que, o se actúa rápidamente, o se puede perder la oportunidad. Trabajo para que, al menos en la parte económica, las aseguradoras se hagan responsables del daño que han sufrido las víctimas”.

En su día a día reconoce que ha de emprender diferentes acciones siempre con la sensibilidad que requieren este tipo de casos sin que el proceso en sí conlleve un impacto mayor que los hechos que los han llevado a emprender acciones legales. Por eso, apunta a que «lo principal es que la familia se sienta acompañada y sienta que se está trabajando para hacer justicia con su caso”.

Ser honestos con las víctimas

Además, como letrado también ayuda a comprender a sus “clientes-pacientes” qué les ha pasado y si es susceptible o no de convertirse en una negligencia médica, “de modo que escuchamos su caso y lo evaluamos. Lo importante para nosotros es la sinceridad, tanto si creemos que el caso es viable como si no, somos honestos. Una vez que se decide seguir adelante con el caso, considero fundamental adaptarnos a las necesidades económicas de cada familia.”

Para este fin, cuenta que “he centrado el despacho en la acción civil porque, además de ser más rápida, se consiguen mayores indemnizaciones. Así que, ya que los daños nunca van a poder ser resarcidos, al menos sí que se compensen en parte de manera económica. Durante todo el proceso fomento el trato lo más personal posible, yo mismo me reúno siempre con la familia y acudo personalmente a cada juicio. Eso garantiza un plus de profesionalidad y da unos resultados extraordinarios. Cuento, además, con un equipo muy competente y profesional especializado en negligencias médicas”.

Por eso, no trabaja en solitario, “valoro mucho el poder compartir las opiniones de otros clientes con los que ya he trabajado. Quiero que sean sus testimonios los que hablen por mí y que otras personas puedan conocer así mi manera de trabajar”. Y, por supuesto, concluye que “las nuevas tecnologías son clave tanto para mejorar la calidad de mi trabajo como para llegar a más gente.”