120.000 por provocar una peritonitis tras una colonoscopia

Una mujer falleció por una peritonitis provocada tras una colonoscopia. Para cuando trataron de atajar la enfermedad, fue demasiado tarde.

El Juzgado de Primera Instancia Nº 48 de Madrid ha estimado la demanda presentada por Don Rafael Martín Bueno, por el fallecimiento de una paciente a la que se le provocó una peritonitis al realizarle una colonoscopia.

Hechos ocurridos

La víctima ingresó en urgencias por presentar dolor en el lado derecho del abdomen. Este había irradiado a la fosa renal y estaba acompañado de vómitos, fiebre y estreñimiento.

En primer lugar, se practicó una colonoscopia que dio como resultado una posible diverticulitis. Esta se produce cuando se forman bolsas en la pared interna del intestino grueso y se infectan.

También fue sometida a una biopsia de hemorroides internas y externas. Dicha prueba fue realizada con dificultades al encontrarse segmentos estrechados. Posteriormente, se practicó un TAC abdominal.

Tras varios días de ingreso, se le dio de alta con diagnóstico de diverticulitis sigmoidea. Se le puso como tratamiento una dieta con abundante fibra, Omeprazol y Augmentine.

Una vez en su domicilio, recibió la visita del servicio de asistencia domiciliaria. Este apreció hinchazón de ambos miembros inferiores, con signos de insuficiencia venosa y abdomen distendido.

En una segunda visita del servicio de asistencia domiciliaria, la paciente presentó sudoración fría, abdomen globuloso con dolor a la palpitación en la fosa iliaca derecha e izquierda y gran aumento del perímetro abdominal. Finalmente, se decidió su traslado al servicio de urgencias.

En urgencias se le realizó radiografía de abdomen, con resultado compatible con obstrucción de colon y en analítica presenta leucocitosis. Se procedió a una nueva colonoscopia, la cual se vió interrumpida por una broncoaspiración. Fue trasladada a la UCI e intubada para aspirar el contenido fecaloide.

Al día siguiente se procedió a intervenirla quirúrgicamente. Fue en ese momento en la que se detectó la peritonitis fecaloide masiva. Esta, junto a otros trastornos, provocaron que se tuviera que practicar una colectomía total. Finalmente, y tras diversos problemas de gravedad posteriores a la intervención, la paciente falleció en el hospital.

Sentencia

La Sala entiende que fue a causa de la colonoscopia que se provocó una peritonitis en la paciente. Y que esta, finalmente, fue la causante de su fallecimiento.

Por eso aprecia negligencia médica y establece una indemnización de 120.000 euros para la familia de la víctima.