136.000 euros por falta de información sobre un cáncer

Se probó la falta de información en el caso de un hombre a quien no le comunicaron un posible cáncer que padecía. A causa de esto no fue tratado hasta dos años más tarde, cuando la enfermedad estaba demasiado avanzada. Finalmente, falleció.

El Juzgado de Primera Instancia de Madrid estimó los argumentos de Rafael Martin Bueno. Ha condenado a la aseguradora al pago de una indemnización de 136.000 euros a la familia del fallecido.

Hechos ocurridos: La falta de información

El paciente fue intervenido de colelitiasis, cálculos en la vesícula biliar. Mandaron a analizar las pruebas extraídas a anatomía patológica y descubrieron que presentaba un adenocarcinoma.

Aun así, en el informe del alta sólo se recomendaba revisión. No se le informó de la patología detectada y no se le remitió al servicio de oncología.

Dos años después la víctima ingresó en el Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz por un estudio de ictericia. Se le detectó entonces la presencia de un tumor biliar y se inició el tratamiento con quimioterapia.

El Servicio de Oncología determinó un “tromboembolismo pulmonar bilateral” y un adenocarcinoma de tracto biliar en estadio IV.

A los seis meses el paciente falleció en su domicilio siendo la causa inmediata carcinomatosis peritoneal.

Sentencia

La Sala considera acreditada la ausencia de información al paciente sobre el diagnóstico de adenocarcinoma tras su operación de colelitiasis. Además de no remitir al paciente al Servicio de Oncología.

De modo que transcurrieron dos años sin que el paciente recibiera el tratamiento correspondiente. Esto fue una negligencia ya que dicha omisión llevó la enfermedad hasta que en el momento de ser detectada tuviera escasas posibilidades de curación y le causara la muerte.

Tras presentar la correspondiente acción judicial el Juzgado estima y condena a Zurich al pago de la cantidad de 92.028,15 euros más los intereses del art. 20 LCS. Lo que suma un total de 136.000 euros.