Negligencias médicas mujeres

Las negligencias médicas que más afectan a las mujeres

Las negligencias médicas pueden afectar a cualquier persona, pero algunas de ellas afectan especialmente a las mujeres. Muchas de ellas están relacionadas con el momento del embarazo y el parto, uno de los más delicados e importantes dentro de la vida de una mujer.

Durante el embarazo

-Falta de información:

A lo largo del embarazo la mujer se somete a muchas pruebas para garantizar el buen desarrollo del mismo. Durante estas pueden ser detectados varios problemas que pueden afectar al bebé.

Por tanto, una de las negligencias médicas más comunes es, precisamente, no informar correctamente acerca de cualquier hallazgo de esta índole. Esta práctica vulnera dos derechos. Por un lado, el derecho a la información de todo paciente. Y, por otro lado, también se está vulnerando el derecho a la madre a interrumpir el embarazo si así lo desea.

Dentro de este apartado también se incluiría el no informar de pruebas de detección alternativas.

-No realizar un correcto seguimiento del embarazo:

Esto se traduce en que se pueden pasar por lato muchos problemas, no sólo que afectan al bebé, sino que podrían afectar en el momento el parto.

Un caso muy común es pasar por alto las implicaciones de la diabetes gestacional. La cual implica un aumento considerable del tamaño del bebé, lo que luego puede dificultar el momento del parto.

En el momento del parto:

-Forzar el parto vaginal:

En las ocasiones en las que el niño no logre nacer de forma natural no es conveniente tampoco forzar un parto vaginal. Esta decisión puede acarrear graves secuelas tanto en el niño como en la madre.

-Episiotomía:

Este es un ejemplo de secuela de un parto vaginal. La episiotomía es una incisión que se realiza en la vagina con el fin de ampliar su apertura. Aunque es una intervención que normalmente no debería hacerse a todas las parturientas, la realidad es que más del el 70% la experimentan.

Puede ocasionar desgarros mayores, incontinencia urinaria y anal, dolor al mantener relaciones sexuales y disfunción del esfínter anal.

-Histerectomía:

En algunas ocasiones ciertas cesáreas realizadas de manera negligente pueden provocar que se tenga que retirar el útero a la madre.

Esta es una secuela que impide que se pueda volver a ser madre de forma natural y es una intervención muy agresiva.

-Prolapso:

La caída del útero también puede ser provocado por un parto llevado de manera negligente. Tanto por haber llevado a cabo un parto vaginal como por haber utilizado instrumental durante le mismo.

Negligencias no relacionadas con la maternidad: Cáncer de mama

Aunque se trata de una enfermedad que, tomada en un estado inicial, tiene un altísimo porcentaje de recuperación. Este disminuye  según se retrasa el diagnóstico.

Y es precisamente esta la negligencia qué pueden sufrir las mujeres. Que no se les realice una detección adecuada a tiempo, o que se pasen por alto ciertos indicativos.

La secuela puede suponer, desde tener que aplicar un tratamiento más agresivo, hasta que la metástasis acabe con la vida de la víctima.

Rafael Martín Bueno es experto desde hace más de 20 años en estas negligencias médicas que sufren las mujeres. Póngase en contacto con él si cree que ha sufrido una negligencia médica.

Ir arriba