3.300.000 de euros por negligencia en un parto con resultado de parálisis cerebral

Rafael Martín Bueno ha conseguido la mayor indemnización en España por negligencia médica, que suma un total de 3.306.000 de euros. Los beneficiarios han sido una familia cuyo hijo padece Parálisis Cerebral a consecuencia de una negligencia sucedida durante el parto.

Hechos ocurridos

El 23 de abril de 2005 la mujer demandante se puso de parto, recibiendo un trato negligente. A su llegada al hospital la situación del feto era correcta. Pero, tras solicitarse unos análisis, no se consultaron los resultados hasta seis horas después. En ese momento se detectó un desprendimiento de placenta, por lo que se procedió a realizar una cesárea.

El desprendimiento de placenta se produce cuando ésta se separa, de forma parcial o completa, de la pared interna del útero antes del parto. Esto puede reducir o bloquear el suministro de oxígeno y nutrientes al bebé y provocar un sangrado intenso en la madre. Aun así, se demoró la extracción del feto cincuenta minutos.

Esta decisión provocó una hipoxia mantenida que terminó por causar lesiones neuronales irreversibles en el bebé. Actualmente cursa una Parálisis Cerebral y ya quedó descartada en una sentencia anterior que ésta fuera consecuencia de su prematuridad.

Sentencia: La mayor indemnización por negligencia médica

1º- Determinación de responsabilidades

La determinación de la responsabilidad de Sanitas, como aseguradora de salud, ya fue declarada en sentencia de 22 de diciembre de 2014 por el Juzgado de Primera Instancia Nº70 de Madrid y confirmada en sentencia de 11 de abril de 2017 por la Audiencia Provincial de Madrid.

En este caso se ha solicitado una indemnización para tratar de resarcir íntegramente a la víctima.

2º- Cuantificación de la indemnización por negligencia médica

Como ya se probó la responsabilidad de la aseguradora, esta sentencia tiene como único objetivo establecer la cuantía de la indemnización.

Se utiliza para cuantificarla el baremo de accidentes de tráfico de manera orientativa.  Teniendo en consideración esto, la Juez estipula una cifra de 1.531.138 euros. Con ello pretende indemnizar:

–           Secuelas físicas del menor

–           Incapacidad permanente absoluta

–           Gran invalidez con necesidad de tercera persona

–           Perjuicio estético

–           Daño moral a los progenitores

–           Adecuación de vivienda

–           Adecuación de vehículo

Pero aun así ella misma reconoce que «el baremo aplicado no prevé la necesidad de futuros gastos médico-sanitarios (terapéuticos, protésicos, …), por lo que se deben tener también en cuenta estos gastos». Haciendo referencia a este punto, además de considerar perjuicios probados los importes relativos a gastos médicos y terapias complementarias, y realizando un cálculo aproximado de la esperanza de vida del niño, la Juzgadora aumenta la cuantía de la indemnización.

Finalmente, a la indemnización se le reconoce los intereses de mora del art.20 LCS desde la interposición de la demanda en el año 2012, sumando el total de 3.306.000 euros que tendrá que pagar la compañía a la familia.

Los medios hablan del caso

Ir arriba