Acuerdo extrajudicial

2.500.000 € por causar secuelas fetales en un parto: Acuerdo extrajudicial

El acuerdo extrajudicial es una de las herramientas que tenemos a nuestra disposición a la hora de reclamar una negligencia médica. Como ejemplo, recientemente llegamos a un acuerdo indemnizatorio por valor de 2.500.000 euros por causar secuelas fetales en un parto.

Como hemos explicado en otras publicaciones, el sufrimiento fetal puede provocar secuelas muy graves para la salud y el desarrollo del neonato. Precisamente por ello es necesario conseguir indemnizaciones de cuantías muy elevadas. Solo de este modo se puede garantizar una adecuada calidad de vida a los afectados.

Pero al tratarse de cuantías tan elevadas, los responsables ponen todos sus esfuerzos en minimizar el éxito de la reclamación. Y por esta razón las indemnizaciones por negligencias médicas suelen judicializarse.

¿Es posible llegar a un acuerdo extrajudicial por negligencias médicas?

A pesar de estas resistencias, es posible (que no sencillo) llegar a un acuerdo extrajudicial. El problema de judicializar una reclamación es que se incurre con costes económicos, temporales y emocionales. Por eso se puede emplear el recurso a la vía judicial como una herramienta de presión.

Si las compañías aseguradoras y demás responsables no ven un verdadero compromiso por hacer justicia, se mostrarán completamente reacias a llegar a un acuerdo. Pero esta actitud suele decaer tras interponer la demanda y pasar la Audiencia Previa.

En esta etapa del proceso de reclamación las cartas ya están sobre la mesa. Todos los intervinientes conocemos el caso en cuestión y nuestras expectativas de éxito. Y si los responsables civilmente comprueban que estamos comprometidos con el caso, probablemente se sentarán a negociar.

La complejidad de las negociaciones

Sentar a la mesa de negociación al responsable es solo el primer paso para llegar a un acuerdo extrajudicial. Estos diálogos nunca son sencillos, pero nuestro reciente caso de éxito demuestra que pueden ser fructíferos.

En nuestra opinión, llegar a una solución negociada tiene importantes ventajas. Supone un reconocimiento al perjuicio de la víctima y una muestra de buena fe, ahorrándole el arduo proceso de reclamación. A su vez, el responsable evita costas judiciales y la inversión temporal y económica que implican los Tribunales.

Debido a nuestros acuerdos de confidencialidad no podemos desvelar más detalles sobre este caso en concreto. Pero hemos considerado importante destacar la importancia de las herramientas amistosas como soluciones a esta clase de procesos.

Las claves para alcanzar un acuerdo extrajudicial por secuelas fetales en un parto

En resumen, el acuerdo extrajudicial es una herramienta beneficiosa aunque compleja. Generalmente no conseguiremos que la contraparte se siente a dialogar si no presionamos previamente, evidenciando nuestra determinación de llevar adelante el caso cueste lo que cueste.

Iniciada la reclamación judicial tendremos más posibilidades de obtener un acuerdo favorable. Pero negociar requiere pericia, y estudiar si el acuerdo es o no favorable requiere experiencia.

Por eso recomendamos que si se debe reclamar una indemnización por negligencias médicas en partos, sea por la vía judicial o por la vía extrajudicial, se contacte con abogados con experiencia contrastada en el sector.

Ir arriba