¿Eres víctima de una negligencia médica?

¿Qué es una Negligencia Médica?

La negligencia médica es un acto realizado de forma incorrecta por parte de un proveedor de asistencia sanitaria. Público o privado, existe negligencia médica al desviarse de los estándares de la comunidad médica y causar lesión al paciente.

 

Podemos decir que toda Negligencia Médica, se compone de dos partes:

 

  • Error médico. La realización de actos no apropiados, mala práxis médica, por no haber cumplido los parámetros mínimos y estándares de conducta.  Así como, no haber cumplido con las normas técnicas de la profesión médica (Lex Artis).

 

  • Lesión. Necesario e imprescindible que el error médico haya generado una lesión (nexo de causalidad) y que dicha lesión sea cuantificable. Lesión que puede ser física o psicológica. Por ejemplo: el dolor no puede considerarse lesión, porque no se puede cuantificar y, por tanto, no es indemnizable.
Con el objetivo de reclamar su caso contacta con un abogado dedicado a procedimientos por Negligencia Médica.

 

Recuerda, para el correcto estudio de tú caso debes contar con especialistas no sólo del ámbito jurídico sino también médico.

Información útil ante una Negligencia Médica

 

¿Cómo actuar ante una negligencia médica?

 

 

Cuando sospechas que has sufrido negligencia médica, te recomendamos, te pongas en contacto con personas especializadas en este ámbito. Lo primero ante una sospecha de negligencia médica es ponerse en manos de una asociación (AVINESA) o un abogado especialista en negligencias médicas.

 

La asociación no cobra por sus servicios y orienta a los pacientes desde el primer momento valorando su caso. Le pondrá en contacto con un abogado especialista en negligencias médicas.

 

Nosotros, como abogados dedicados en exclusiva a las  negligencias médicas, estudiaremos su caso de forma gratuita. Valoraremos si el caso puede o no tener base ante los tribunales. Y, junto con nuestro equipo de médicos peritos especialistas, determinaremos la forma de probar la negligencia médica.

 

Los procesos por negligencia médica

 

En el caso de fallecimiento, lo recomendable es solicitar una autopsia ante el juzgado de guardia. Este procedimiento, aclara, es más independiente y esclarecedor que la necropsia clínica que pueda llevar a cabo el propio hospital. La autopsia judicial suele llevarse a cabo al día siguiente en el Instituto Anatómico Forense. No obstante, los resultados pueden tardar hasta dos y tres meses.

 

Los procesos que intentan esclarecer las causas de una negligencia médica son procesos largos. En el peor de los casos puede tardar en resolverse entre cinco y diez años si llega hasta los tribunales o se producen recursos ante el Supremo.

 

Según nuestra experiencia, la comunidad donde más se está tardando en resolver estos casos es Andalucía. Comunidad dónde pueden prolongarse de cinco a seis años (“eso sin acudir al Supremo”). Mientras que, en otras comunidades, como Madrid, los procesos parecen reducirse a los tres o cuatro años.

 

Es también está, una de las razones por las que Don Rafael Martin Bueno, abogado negligencias médicas, ha dirigido su despacho hacia la acción civil. Lo que le permite la obtención de sentencias en un periodo más breve de tiempo que la opción contencioso-administrativa y/o la penal. Consiguiendo, además, unas cuantías económicas más elevadas, al unirse a la indemnización la imposición, habitual, de los intereses de mora del artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguros desde que ocurrió la negligencia.

 

Historia Clínica

 

A la hora de solicitar la Historia Clínica, imprescindible en estos casos. Se recomienda también en la primera visita al juzgado reclamar al juez que se incaute la historia clínica.

 

Cuando el paciente afectado por la presunta negligencia no ha fallecido, se recomiendan reclamar toda la documentación sobre el caso. Para ello, deberá solicitar al hospital la historia clínica completa y las posibles pruebas médicas que se le hayan realizado.

 

En caso de negativa injustificada por parte del Servicio de Atención al Paciente y en última instancia, nosotros como abogados especialistas en negligencia médicas, podremos solicitar la documentación a través de Diligencias Preliminares.

 

Historia clínica

 

¿Cómo solicitar la documentación médica completa?

 

 

Lo más importante es recopilar toda la documentación relativa al episodio de la posible negligencia médica:

 

  • Documentación anterior al episodio. Es imprescindible conocer los antecedentes del paciente y la situación en la que se encontraba previamente.

 

  • Documentación del episodio de la posible negligencia. Si ha existido ingreso hospitalario además de los informes de ingreso y alta deberán solicitar las hojas de evolución, enfermería, medicación y pruebas de imágenes realizadas.

 

En los casos de partos, en los que tenemos una gran experiencia a lo largo de todos estos años, acude a nuestra página: “Negligencias Médicas Partos“, para saber la documentación a solicitar.

 

  • Documentación sobre el estado actual del paciente: fallecimiento, secuelas, rehabilitación, necesidades futuras…

 

 Historia clínica y derechos y obligaciones de pacientes y profesionales de la salud en materia de documentación clínica.

 

Servicio de atención al Paciente

 

El Servicio de atención al paciente es el encargado de facilita información y solicitud de informes o documentos clínicos.

 

La Ley 41/2002 de 14 de noviembre de autonomía del paciente recoge que el paciente tiene derecho de acceso a la documentación que obre en su historia clínica, salvo determinadas excepciones que contempla la ley.

 

Los datos personales y relativos a la salud de los pacientes son confidenciales y están sujetos a un régimen de protección regulado en la Ley Orgánica 15/1999 de protección de datos de carácter personal.

 

Si desea solicitar documentación clínica, deberá dirigirse al Servicio de Atención al Paciente de su Hospital, Centro de Salud… y:

 

  1. Deberá cumplimentar el Impreso que le proporcionen.
  2. Es necesario que en la solicitud conste el tipo de documento clínico que necesita. Si usted va a solicitar la Historia Clínica completa, le aconsejamos que así lo indique e incida en los informes y demás documentos relativos al episodio de la posible negligencia.
  3. La entrega de la documentación solicitada no se hará de forma inmediata, sino que se podrán en contacto con usted, en el plazo aproximadamente de un mes, para proporcionarle la misma.
  4. Si su médico le entrega en consulta algún documento guárdelo, puede serle útil en el futuro. Por ejemplo, los consentimientos informados que usted haya firmado.
  5. En ocasiones es más útil el informe radiológico que las placas de Rayos.

 

Tras ello, y con la sospecha de haber sido víctima de una negligencia médica, sería conveniente contactar con un abogado especializado en estos temas.

 

Seremos nosotros, abogado negligencias médicas, junto con un equipo de médicos especialistas en el caso concreto, quiénes determinarán si efectivamente ha habido una negligencia en la práctica médica y, si la hay, por qué vía puede hacerse la reclamación.

 

¿Qué indemnización puedo reclamar por negligencia médica?

 

 

Ante la inexistencia, aunque también innecesaria, de un Baremo de Daños Sanitarios, para cuantificar la indemnización por negligencias médicas se debe utilizar, con carácter orientativo, el baremo de accidentes de tráfico.

 

Por tanto, con carácter meramente orientativo se utiliza el baremo de accidente de tráfico en vigor a día de hoy, que no es otro que el contenido en la Ley 35/2015, de 22 de setiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico.

 

¿Quién puede reclamar una negligencia médica?

 

  • En caso de lesiones, el propio perjudicado (y si es gran lesionado, los familiares que convivan con él).

 

  • En caso de fallecimiento: Herederos, cónyuge, hermanos ascendientes y, un concepto novedoso que es el de los allegados, personas que hubieran convivido con la víctima durante 5 años antes del fallecimiento.

 

Tipos de perjuicios a reclamar

 

Siempre, tanto en caso de fallecimiento como en caso de lesiones, se van a distinguir una serie de perjuicios bien diferenciados.

 

  • Personal Básico: Se trata de una indemnización fijada en las tablas del baremo.

 

  • Personal Particular: Se trata de unas correcciones/incrementos del perjuicio personal básico que establece el baremo según las condiciones particulares del perjudicado o por características de la víctima.

 

  • Perjuicio Patrimonial: Aquí tenemos por un lado el daño emergente, y por otro el lucro cesante. Son dos conceptos novedosos que ha incluido el nuevo baremo para las indemnizaciones de hechos acaecidos a partir del 1 de enero de 2016.

 

Concepto de Daño Emergente y Lucro Cesante

 

Respecto del daño emergente, este concepto da derecho a solicitar, gastos como por ejemplo:

 

  • Del funeral si el fallecimiento ha sido consecuencia de una mala praxis.
  • Prótesis que le hayan tenido que poner al perjudicado.
  • Gastos desembolsados en rehabilitación.
  • Ayuda de terceras personas por pérdida de autonomía personal grave.
  • Costes de asistencia sanitaria futura. Pero que se abona a los servicios públicos de salud directamente.

 

Respecto del lucro cesante, éste se puede traducir en la pérdida de la capacidad de ganancia por trabajo personal (lo que hubieras podido ganar estando en una situación normal sin que hubiera ocurrido ninguna negligencia), y, por otro lado, las personas que se vean afectadas por el fallecimiento de la víctima por depender económicamente de ella.

 

Finalmente, y sólo cuando la reclamación se dirige contra la Aseguradora por vía de la acción directa del artículo 76 de la Ley de Contrato de Seguro, la cuantía a reclamar podrá verse incrementada, cuando proceda, por los Intereses de mora.

 

¿Cómo se resuelve un caso de negligencia médica?

Caso más habituales de Negligencia Médica