La falta de observación en el postoperatorio

POSTOPERATORIO INCORRECTO

 

¿Que es el Postoperatorio?

 

El postoperatorio es el periodo de tiempo que transcurre a partir del momento de concluir una cirugía hasta que el paciente se recupera por completo.

Periodo que podemos considerar dividido en tres fases:

  • Postoperatorio inmediato: primeras 24 horas tras la cirugía. Etapa más crítica ya que el organismo se encuentra atravesando una serie de cambios debidos al estrés quirúrgico.
  • Postoperatorio mediato: desde las 24 horas las 7 horas de después de la cirugía. Dónde las principales complicaciones suelen ser la aparición de infecciones.
  • Postoperatorio tardío: hasta cumplir el mes después de la cirugía. En esta fase culmina el proceso de cicatrización de las heridas por lo que se suele recomendar reposo.

 

El postoperatorio inmediato tras la cirugía

 

La etapa crítica de toda operación, como hemos visto, es el postoperatorio inmediato.

En esta fase pueden ocurrir complicaciones directamente relacionadas con el procedimiento efectuado durante la cirugía, principalmente hemorragias.

Por regla general el paciente debe permanecer hospitalizado, y bajo estricta supervisión con el fin de ser evaluado de forma continua para identificar oportunamente cualquier alteración.

Según el nivel de complejidad del establecimiento en donde se lleve a cabo el procedimiento y según la complejidad de este en algunas ocasiones el paciente no es devuelto directamente a la sala sino que puede pasar que sea ingresado en la unidad de terapia intensiva para un monitorio más estricto o permanecer en la sala de recuperación hasta que pasen los efectos de la anestesia.

Ahora bien, ya sea en uno u otro caso, la enfermera no debe dejar nunca solo al paciente.

 

Caso ganada de postoperatorio incorrecto tras cirugía maxilofacial

 

Este fue el caso de un adolescente que había nacido con una lesión congénita. La operación quirúrgica en el Hospital La Princesa de Madrid, en 2012, tenía la intención de reparar las consecuencias y modificar los problemas dentales y mandibulares. No era la primera vez, sometido en 2006 a otra operación. En esa primera ocasión ya había presentado problemas.

Por este motivo, se hizo constar en el consentimiento que había sufrido hematoma y edema que podría afectar a su respiración. Además se hacía costar de problemas de entubación que el paciente mantenía.

En esta ocasión la operación buscaba completar el proceso de corrección y mejora de la apariencia de su rostro. La entubación se realizó con dificultad, al igual que la operación, y la reanimación. Este primer resultado positivo condujo a una falta de evaluación de la situación de paciente. Eso es lo que concluye la sentencia.

El paciente fue llevado a la habitación. Estando allí un familiar detecta sangrado dentro de la boca y dificultad respiratoria. El tiempo y las decisiones tomadas por el personal sanitario juegan entonces en contra del paciente. La pérdida de tiempo en sus traslados y en tratar de entubarlo lo dejan sin oxígeno durante demasiado tiempo. La traqueotomía llega demasiado tarde.
Las consecuencias son ya irreversibles. El cerebro ha sufrido un daño irreversible. El paciente ha perdido capacidades básicas tanto físicas como psíquicas muy graves.

En un primer momento la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid estimó una indemnización de más de 330.000 euros. El juzgado condenó al pago de más de 735.000 euros más costas y demoras. El caso fue recurrido y la sentencia firme vino de la mano de la Audiencia Provincial. En total más de 1.500.000 euros recogidos en la sentencia.

 

1.500.000 euros por dejar incapacitado a un joven tras una cirugía maxilofacial

 

 

Ir arriba