negligencia médica durante el parto

El consentimiento de la paciente ante las distintas alternativas del tratamiento

El consentimiento informado es el derecho de la paciente a recibir información en cada una de las fases de su tratamiento. Este procedimiento se encuentra regulado en la Ley 41/2002, ley que regula los derechos y obligaciones de las pacientes, usuarios y profesionales. Esta normativa no solo cambió la cultura jurídica en la relación médico-paciente. También convirtió a la paciente en una verdadera usuaria de los servicios sanitarios.

Según un estudio de la revista médica Ocronos, el 70 % de los reclamos sanitarios se deben a vicios en el consentimiento informado. Esto quiere decir que los centros de salud no brindan a la paciente la información adecuada sobre los tratamientos terapéuticos. Por lo tanto, provocan una vulneración en sus derechos. En estos casos, se requiere de abogados especialistas en negligencias médicas. 

En este artículo, le expondremos la importancia médica y jurídica del consentimiento informado en casos de partos. Asimismo, conocerá un caso de vulneración que llegó hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. 

¿Qué es el consentimiento informado? 

El consentimiento informado es la manifestación libre de una paciente de estar conforme o no con un tratamiento que su médico le propone. En este caso, el objetivo es el respeto a la integridad física de las mujeres embarazadas. 

Para garantizar su cumplimiento, el médico informa a la paciente a través de un documento sobre el parto que realizará. Este puede ser parto natural o por cesárea. Asimismo, indica los riesgos potenciales y beneficios de ambas alternativas. La finalidad es que la paciente tome sus propias decisiones sobre su salud y la del feto.

El proceso de información culmina con la firma del documento. En este escrito, la paciente autoriza la realización de la prestación médica. Es preciso señalar que el consentimiento se debe firmar de manera consciente y voluntaria por la paciente. Es decir, puede aceptarlo o rechazarlo. 

Con este escrito se verifica que la paciente ha entendido la información médica. Luego de firmar, el documento se custodia dentro de la historia clínica de la paciente. De esta manera, se obtiene un valor probatorio ante una futura reclamación.

Los casos de mala praxis no se excluyen por la firma del consentimiento informado. Si los médicos actúan con irresponsabilidad durante el parto, no dude en solicitar la asesoría de abogados especialistas en negligencias médicas. 

¿Qué información contiene un documento de consentimiento informado para una asistencia de parto natural?

Este consentimiento debe contener los siguientes apartados: 

  • La explicación del proceso

El documento del consentimiento informado explica a la paciente en qué consiste este proceso de asistencia a un parto natural. Además, le da información sobre los objetivos y las ventajas de este tratamiento para preservar el estado de salud de la madre y del feto. 

  • Efectos secundarios

El personal sanitario debe explicar a la paciente los efectos no deseados de un parto natural. La lista es larga, pero entre los efectos más importantes está el riesgo de pérdida del bienestar fetal, infección materna o fetal, lesiones y desgarros en el canal del parto, distocia de hombros en el feto y riesgos de histerectomía posparto. 

  • Alternativas terapéuticas

Las mujeres embarazadas pueden decidir de forma libre entre las opciones clínicas disponibles. Por ejemplo, la paciente tiene la opción de decidir la postura que desea para dar a luz, la monitorización continua y el tipo de anestesia. También tienen derecho a elegir tratamientos de apoyo emocional durante el parto. 

  • Otras consideraciones importantes

Por ejemplo, los posibles procedimientos a emplear. Los procedimientos están condicionados a la evolución del parto. Así, en el caso de ruptura de la bolsa amniótica, el personal sanitario tendrá que administrar analgésicos y espasmolíticos. Durante el parto, será necesario una incisión quirúrgica en el periné a fin de ampliar el canal del parto. Todos estos procedimientos deben ser detallados en el consentimiento informado. 

  • Atención al recién nacido durante el parto

El documento de consentimiento informado especifica que el recién nacido se mantendrá en contacto con la madre piel con piel. Asimismo, señala las acciones que se precisan en caso de reanimación y todo lo que se le debe realizar al recién nacido.

  • Los derechos de la paciente

Pese a que la persona otorga su consentimiento, lo puede retirar en el momento que considere pertinente. Además, la paciente tiene el derecho a realizar las preguntas que quiera y a recibir respuestas en un vocabulario claro y sencillo. 

  • La firma con datos personales

La firma es el último paso para brindar el consentimiento informado. Es decir, la paciente acepta someterse a un parto natural. 

  • La revocación del consentimiento

La paciente tiene derecho a cambiar de opinión. Por lo tanto, puede revocar el consentimiento. 

¿Qué información contiene un documento de consentimiento informado para una cesárea? 

El consentimiento informado para una cesárea debe contener los siguientes apartados:

  • La explicación del proceso

El personal sanitario explica a la paciente en qué consiste la cesárea. Además, le da información clara y sencilla sobre cómo se ejecuta, la duración del proceso y los objetivos del mismo. 

  • Los riesgos frecuentes y complicaciones

La cesárea es la vía más segura para el nacimiento de un feto. Sin embargo, no está exenta de riesgos que pueden llevar a complicaciones. En este apartado se señalan las complicaciones más comunes como las infecciones, hematomas y seromas. 

  • Alternativas razonables al procedimiento

La cesárea es la alternativa más adecuada cuando el parto vaginal no es posible o el riesgo del mismo se considera elevado. Por lo tanto, el consentimiento informado específica que no existe otra opción segura para el feto y para la madre que la cesárea. 

  • Procedimientos a emplear

El documento informa que la cesárea requiere de algunos procedimientos. Estos son la anestesia obligatoria y, en algunos casos, las transfusiones de sangre. 

  • Atención especializada para el recién nacido

Esta parte habla sobre la administración de medicamentos y exámenes de monitoreo permanentes para evaluar el estado de salud del feto. 

  • Los derechos de la paciente

La paciente tiene derecho a recibir información sobre la cesárea en lenguaje claro y sencillo. Además, puede retirar el consentimiento en el momento que lo considere necesario. 

  • Firma con datos personales

A través de la firma la paciente da el consentimiento para someterse a una cesárea. 

  • Revocación del consentimiento

En esta parte, la paciente puede revocar su opinión y no seguir consentir la cesárea. 

Caso de vulneración al consentimiento informado en un parto por cesárea 

En el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, la ciudadana española de iniciales L.C. fue sometida a numerosas pruebas injustificadas. La mayoría de estas concluyeron con una cesárea no consentida, pues la demandante no firmó ningún documento de consentimiento informado

La negligencia médica motivó a L.C. a demandar el hecho ante el Servicio Público de Salud de Andalucía. Luego, procedió ante el Tribunal Constitucional, donde se desestimó su petición. 

Ante esa situación, L.C. presentó una demanda contra el Estado Español ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Según su representante legal, Francisca Guillén, este caso ha sido pionero en nuestro país

“Esta es la primera demanda por cesárea forzosa en España que llegó al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Si finalmente se admite, sería una manera de dar voz a este tipo de problemas: la vulneración de los derechos de las embarazadas”, comentó Guillén en una entrevista al Diario El País. 

El Tribunal Europeo aún no se pronuncia sobre esta demanda. Sin embargo, en numerosas jurisprudencias, ya ha reconocido el derecho de las mujeres “a decidir con autonomía” durante el embarazo, el parto y el puerperio. 

¿Cómo se vulneraron los derechos de la paciente intervenida por cesárea? 

La paciente acudió al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla el 06 de enero de 2009. Las contracciones aún no se manifestaban. Sin embargo, los médicos procedieron a romper la bolsa amniótica de forma artificial

Según precisó su abogada, para ningún procedimiento se le pidió el consentimiento informado. Además, ningún médico explicó a la paciente los riesgos potenciales o las alternativas terapéuticas

Por otro lado, la paciente indicó que sufría de hernia de hiato. Para evitar complicaciones, L.C. solicitó a los médicos un tratamiento con medicamentos antiácidos. Sin embargo, la partera ignoró su solicitud y le obligó a tumbarse en la camilla boca arriba para iniciar el procedimiento

Cuando alcanzó la dilatación, una enfermera anunció su traslado a la sala de operaciones. Sin embargo, la paciente escuchó que los paritorios estaban saturados y que sería necesario la cesárea. Ella se negó de inmediato y le pidió a su marido que no firmara nada. Ignorando sus súplicas, la trasladaron en una camilla a la sala de operaciones.

Tras la cesárea, los médicos dejaron a L.C. sin analgésicos para el dolor posoperatorio. Según los abogados especialistas en negligencias médicas, esta actitud es injustificable, pues la aplicación de la analgesia posquirúrgica está protocolizada. Como consecuencia, la paciente sufrió otra lesión neuropática, además de ansiedad e insomnio. 

El consentimiento informado es un derecho esencial que tienen todas las pacientes en etapa del parto. Si usted o algún familiar es víctima de una negligencia médica de este tipo, no dude en contactarnos a través de nuestra página web. Le garantizamos un servicio de calidad ante casos de vulneración a sus derechos de salud.

Abogado Negligencias Médicas
Ir arriba