diagnóstico

Error de diagnóstico y retraso de diagnóstico: diferencias

En las negligencias médicas una de las situaciones más habituales que se suceden es el error y retraso de diagnóstico. ¿Estos conceptos van unidos? Es cierto que cuando un médico se equivoca en un diagnóstico, conlleva inevitablemente un retraso en su diagnóstico y tratamiento posterior lo que puede conllevar secuelas graves en el paciente. Veamos un análisis de estos conceptos:

 

Diagnóstico: ¿Qué es?

Identificar la enfermedad que padece el paciente y reconocer las peculiaridades de que cada hombre enfermo es un individuo y una persona.

Para que el diagnóstico sea completo requiere:

  • Establecer y valorar el trastorno funcional.
  • La localización y naturaleza de la lesión.
  • La patogenia y la etiología.

La historia clínica y la exploración física del paciente tienen que ser completas y muy exactas. Si hiciera falta, se añadirían exámenes especiales y pruebas de laboratorio para poder proporcionar  toda la información necesaria sobre la enfermedad que se estudia.

El método clínico establece una actividad intelectual ordenada: del síntoma al signo, del signo al síndrome y del síndrome a la enfermedad.

El diagnostico del médico no es 100% infalible. Tiene que ser cauteloso al emitir su impresión diagnóstica apoyándose en los análisis y pruebas realizadas sin garantizar la certeza y el éxito del mismo. Es por esto que, no todos los diagnósticos equivocados pueden ser reprochables . No es juridicamente exigible el acierto del médico

Error de diagnóstico

Un error de diagnóstico puede causar daños a los pacientes. ¿Por qué?

  • Retraso del tratamiento adecuado
  • Aplicación de un tratamiento que no era
  • Provocar consecuencias psicológicas e innecesarias.

Es obligación del médico realizar todas las pruebas necesarias. La omisión de dichas pruebas, el diagnóstico que presente un error grave o unas conclusiones erróneas pueden servir de base para declarar la responsabilidad de éste.

La insuficiencia de las pruebas diagnósticas y la inadecuación del tratamiento se deben afirmar mediante una valoración de todas las circunstancias concurrentes en el momento que tuvieron lugar.

Ejemplo: Caso en el que condenaron a un consultorio ginecológico por error de diagnóstico

Retraso de diagnóstico

Hay un retraso de diagnóstico cuando el médico tarda más de lo que debiera y a causa de ello, la decisión que éste tome y el tratamiento afectarán al paciente. Un retraso en el diagnostico por falta de la realización de las pruebas pertinentes puede tener consecuencias graves. Así lo establece la jurisprudencia de nuestros tribunales.

Ejemplo: 1.000.000€ por no detectar una hemorragia cerebral

Ir arriba