Infección vírica

Día Mundial de la Lucha contra el Sida y las infecciones víricas graves por negligencias

El 1 de diciembre se celebra el Día Mundial de la lucha contra el SIDA. Pero a día de hoy, ¿podemos contar con las garantías médicas de una total seguridad frente al contagio de una infección vírica?

Sin duda alguna, los últimos casos relacionados con el contagio de VIH (Virus de Inmunodeficiencia Adquirida) se remontan a finales de los ochenta en espacios sanitarios. Los protocolos médicos han desterrado las negligencias en este campo. Sin embargo, hasta el desarrollo de indicadores no se pudo evitar el contagio tanto en transfusiones como en medicamentos derivados de la sangre. Por tanto los casos de negligencia solo pueden ser establecerse con posterioridad a la disposición de los mismos.

 

Si bien es cierto que hoy en día es difícil el contagio en el ámbito sanitario occidental, no lo es en otros países. Hace apenas 5 años, saltaba la noticia de un contagio de más de un centenar de niños tras una campaña de vacunación.

Y aunque el contagio del VIH haya sido desterrado del ámbito sanitario español, las cifras continúan incrementándose. Casi 3.500 casos este último año en España, principalmente por mantener conductas sexuales sin usar profilácticos.

 

Otros casos de infección vírica

 

Sin embargo, el contagio de virus por negligencias médicas no es tan raro como hoy en día pueda ser el del SIDA.

Sin ir más lejos, en 2011 se infectaron diez pacientes en Alicante de hepatitits C. Lo mismo le ocurrió a siete pacientes oncológicos en el hospital de Alcorcón en 2004. En esta ocasión los enfermos recibieron un suero infectado mientras recibían tratamiento de quimioterapia. El hospital observó que los enfermos desarrollaron de forma conjunta un cuadro de Hepatitis aguda. Analizó el virus, para saber si la infestación había sido provocada por el propio hospital o causal. Los resultados de los pacientes que tenían entre 50 y 80 años establecieron que todos habían sido infectados por el mismo tipo de virus de hepatitis C, el genotipo 1. También descubrieron que todos habían recibido el mismo tratamiento, a la misma hora, y el mismo día.

 

En este caso, en concreto, se llegó a un acuerdo extrajudicial con la Aseguradora del Servicio Madrileño de Salud, por importe de 1.123.892,61 euros. Cantidad que vino a indemnizar a los siete pacientes.

 

1.123.892,61 euros a siete pacientes por un brote de hepatitis C

 

Ir arriba