Negligencias médicas en Urgencias

Negligencias médicas en Urgencias

En el Servicio de Urgencias tienen lugar un total del 8% de las negligencias médicas. Es lógico si tenemos en cuenta que es una de las especialidades en las que se exige a los profesionales una actuación más rápida y certeza.

Además, también es uno de los servicios que sufre en mayor medida los recortes económicos. Por ejemplo en en 2017 se cerraron las urgencias oncológicas del Hospital de Son Espases, en Palma de Mallorca.

Error de diagnóstico: La negligencia más común

Como ya se ha mencionado las prisas juegan en contra del paciente. Normalmente suele ser un servicio que se encuentra bastante saturado y es difícil muchas veces valorar la verdadera gravedad de las afecciones. Sobre todo cuando, por esta misma cantidad ingente de pacientes, no se pueden realizar todas las pruebas diagnósticas necesarias. En muchas ocasiones, esto provoca que se dé el alta a pacientes que hubieran necesitado permanecer en observación o un tratamiento específico.

Hay que tener en cuenta que a la hora de presentar una denuncia por negligencia médica suele ser necesaria la hoja de urgencias, aunque la mala praxis no haya tenido lugar durante este servicio.

Algunos ejemplos:

En este caso una mujer embarazada acudió a urgencias con dolencias abdominales, tras examinarla con unas pocas pruebas básicas se determinó que todo era normal y se le dio el alta. Pero, una vez en su domicilio, la mujer estuvo dilatando durante 12 horas sin control. Cuando volvió a acudir ya se encontraba en periodo expulsivo. La niña nació con numerosos problemas y ahora arrastra graves secuelas.

1.300.000 € por pérdida de bienestar fetal

Un paciente acudió a Urgencias por dolor en le brazo izquierdo y presión en el pecho. El diagnóstico es que se trata de un dolor de tipo mecánico. Se le receta un medicamento y se da el alta. Finalmente, fallece de un infarto en su domicilio. Lo aconsejable habría sido que hubiera permanecido en observación dado que la dolencia se encontraba bastante avanzada, aunque la actuación de la paciente es algo normal en este tipo de situaciones, ya que en un primer momento es complicado saber si estamos ante una negligencia médica o no.

El error diagnóstico se condena aunque se cumpla el protocolo

La víctima acudió a urgencias aquejada de un dolor en la pantorrilla pese a que no recordaba haberse dado ningún golpe. Le realizaron un eccodopler para descartar una trombosis. Tras los resultados le dieron el alta sin mayor prescripción que relajantes y reposo. Por tanto, no le advirtieron que las pruebas no eran concluyentes y que debería acudir a una revisión una semana después.

Condena de 300.000 euros por una muerte por negligencia médica

En 20 años de experiencia profesional, Rafael Martín Bueno tiene experiencia en casos de negligencia médica que hayan tenido lugar en cualquier servicio sanitario. Si crees que has sido víctima de una negligencia médica, ponte en contacto y cuéntanos tu caso. La consulta es gratuita.

Ir arriba