Razones por las que la gente no denuncia negligencias médicas

No ha aumentado el número de personas que denuncia negligencias médicas en los últimos años. Y eso a pesar de que hay estudios que demuestran que el número de estos errores se ha incrementado.

Resulta, por tanto, un fenómeno extraño. Una razón que podría explicarlo es la falta de tradición que tenemos en España en relación con estos casos. Apenas hay cultura general acerca de las negligencias médicas, y mucho menos sobre denunciarlas.

Aun así, nosotros como abogados especializados, hemos detectado estas razones por las que la gente no denuncia:

1- No denuncian porque no piensan que haya negligencia médica

Esta es, probablemente, la más común. En muchas ocasiones nos hemos encontrado con llamadas sobre casos del pasado que podrían ser negligencias. El problema es que, en la mayor parte de los casos, los hechos se encuentran prescritos.

Cuando preguntamos a la víctima por qué no denunciaron antes, la mayoría responde que no se podían imaginar que fuese una negligencia. Es lógico que depositemos nuestra confianza en los profesionales sanitarios que, además, están altamente preparados y cualificados. Pero son humanos, al fin y al cabo. Y, por tanto, pueden cometer errores.

Si sufres un daño por encima de lo que te habían advertido o que se mantiene una vez terminado el tratamiento, es posible que hayas sido víctima de una negligencia médica.

Para poder constatarlo, en nuestro despacho ofrecemos una consulta gratuita. Escucharemos tu caso y te explicaremos si hay viabilidad del caso como negligencia médica. Aunque el proceso para demostrarla es largo, es importante dar un primer paso.

2- Tienen miedo de perjudicar al médico con su denuncia

Una de las mayores preocupaciones que muestran nuestros clientes radica en afectar al médico. Incluso en ocasiones puede ser un facultativo que conoce al paciente o, incluso, puede ser que continúe en tratamiento con él.

Pero como ya hemos dicho en el apartado anterior, los médicos además de profesionales son personas humanas que pueden cometer errores. Todo profesional, por el mero hecho de ejercer, tiene un seguro de responsabilidad civil. Este cubre las negligencias y estas aseguradoras están ahí precisamente para esto: indemnizar a las víctimas por los errores cometidos por sus asegurados.

Es por ello, por lo que, en nuestro despacho, utilizamos mayoritariamente la vía civil. Eso quiere decir que no demandamos al médico, sino a su aseguradora. A quien le vamos a exigir el pago de la indemnización es a una gran entidad. En este post explicamos en más detalle las distintas vías legales que hay.

3- Tienen dudas acerca de los gastos relativos al proceso

Otra de las situaciones que más pueden inquietar a una persona que vaya a presentar una demanda por negligencia médica es cuánto le costará el procedimiento.

Ya hemos mencionado que estos procedimientos no son muy conocidos. Por eso hicimos una entrada en la que explicábamos los pasos a seguir.

Además del propio abogado, que tiene que ser un especialista, hay otros profesionales involucrados. Como mínimo contaremos con un notario, un procurador y médicos perito. Estos trabajadores son independientes. Son ellos mismos y su colegio de profesionales quienes estipulan sus honorarios.

Nuestra forma habitual de trabajar es que sólo cobramos si ganamos. Sobre la indemnización lograda para la víctima se aplicará un porcentaje. La elección del método de pago corresponde al cliente.

Es importante resaltar que no es necesario tributar ni la propia cuantía indemnizatoria ni los intereses derivados. Ese dinero irá dirigido íntegramente a reparar su daño.

Ir arriba