Especialista en Negligencias Médicas

La patología previa del enfermo obliga a extremar el cuidado

La patología previa del enfermo obliga a extremar el cuidado

Cuando se realiza una intervención, es fundamental valorar las patologías previas que hayan aquejado al paciente. Tenerlas en cuenta es básico a la hora de valorar los riesgos correctamente.

En una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid se condena a la Administración por las secuelas tras una intervención de muñeca.

Hechos ocurridos: No se valoró su patología previa

A una mujer le operaron del síndrome del túnel carpiano. Pero, tras la intervención, sufrió un acorchamiento de los dedos y un dolor persistente. Por tanto, le tuvieron que tratar con una segunda operación quirúrgica.

Como secuela, la víctima sufre inestabilidad en la mano. Se le ha reconocido la incapacidad permanente total. De hecho, los informes periciales coinciden en que la primera cirugía provocó la lesión. Dicho daño fue provocado en el nervio mediano de la mano, pese a que teóricamente se iba a seccionar el tendón palmar.

Aun así, en un primer momento se consideró un «daño iatrogénico», esto es, una complicación descrita como posible. Un riesgo que existía al someterse a esta intervención.

Sin embargo, uno de los informes periciales revelan que la paciente presentaba unas características individuales concretas que incrementaba el riesgo genérico.

Esta afirmación concuerda con la que afirma la existencia de «una cicatriz previa» y un traumatismo. Esta «fibrosis cicatricial» influye quirúrgicamente. Hace más complicado encontrar ciertos planos quirúrgicos, ya que no están situados donde deberían anatómicamente.

Por todo ello, la Sala concluye que este daño era evitable. Y, en la propia sentencia, advierten de que es importante valorar los factores de riesgo individual para aumentar así las medidas de prevención.

En la noticia

«En consecuencia, la resolución judicial, que acoge la demanda presentada por la paciente, representada en el proceso por Rafael Martín Bueno,(…) , afirma que “en función de las condiciones de la paciente debió hacerse otro tipo de incisión que ampliara el campo de visión o de observación de la zona afectada”.»

Si quieres leer la noticia entera, puedes acceder a través de este enlace.

Ir arriba