264.000€ por tardar más de un año en detectar un cáncer de vejiga

Un hombre tuvo que esperar 14 meses a que le detectase un cáncer de vejiga. Tuvo que acudir en numerosas ocasiones por tener sangre en la orina.

La sección 3ª de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo del País Vasco ha condenado al Servicio de Salud Vasco al pago de una indemnización de 264.000€ al cliente de Rafael Martín Bueno.

Hechos ocurridos

El paciente acudió por primera vez a urgencias en octubre de 2017 por hematuria, sangre en la orina. Los informes no detectan nada preocupante.

En agosto de 2018 vuelve con el mismo síntoma y en esta ocasión se aprecian restos de hematíes.

La víctima continúa acudiendo en numerosas ocasiones a Urgencias ya que persiste la hematuria y los dolores. Finalmente, en febrero de 2019 es sometido a una intervención en la cual aprecian la existencia de un carcinoma con alto nivel de malignidad, así como invasión vascular linfática.

En ese momento fue remitido al departamento de Oncología. Allí le informan de que no pueden aplicarle la quimioterapia porque está contraindicada con sus problemas de vejiga. Se decide operar y, de dicha operación, el paciente arrastra como secuelas incontinencia urinaria y disfunción eréctil.

Tras una mejora por la aplicación de quimioterapia, se decidió volver a dejar de aplicarla. En febrero de 2010 ante un nuevo empeoramiento se colocó un catéter para facilitar el paso de la orina.

Sentencia

La sala ha valorado los informes de los peritos en los que se defiende que el retraso en la detección del cáncer empeoró las posibilidades de curación del paciente.

Teniendo en cuenta que, a pesar de los repetidos episodios de hematuria y de que el paciente fuera fumador, lo cual aumenta 10 veces las posibilidades de padecer cáncer de vejiga, tardaron 14 meses en detectarlo.  Resulta evidente que la demora en el diagnóstico ha condicionado el crecimiento del tumor.

Por ello ha condenado al Servicio Vasco de Salud al pago de una indemnización de 264.143,48€.

Ir arriba