Distocia de hombros

Distocia de hombros: Qué es y cómo actuar ante una negligencia

La distocia de hombros es una interrupción del alumbramiento, derivada de la obstaculización de la salida espontánea de los hombros del bebé. Se trata de una dolencia no demasiado frecuente, pero con una elevada morbilidad.

Ante este suceso se hacen necesarias ciertas maniobras obstétricas que ayuden a la expulsión fetal. Una actuación médica rápida y precisa podría impedir que se provoquen secuelas en el feto o la madre, cuya gravedad puede ser variada pero que, como ya hemos indicado, pueden llegar a suponer el fallecimiento del bebé.

Si la actuación sanitaria no se ciñe al protocolo aplicable ni responde a una buena praxis estaríamos ante una negligencia médica. Y es que los riesgos asociados a esta situación son de tal entidad que resulta imprescindible que el equipo médico actúe diligentemente.

La distocia de hombros en el nacimiento de un bebé

Dejando de lado definiciones más técnicas (que, además, presentan cierto debate), la distocia de hombros es una dificultad en el alumbramiento derivada de a obstrucción de la salida espontánea del feto por colisionar los hombros del bebé con la pelvis materna.

En el 50 % de las ocasiones en que aparece no se han observado factores de riesgo anteparto o intraparto. Lo que implica que se trata de una situación difícil de predecir y, por tanto, el equipo sanitario debe estar alerta.

Su incidencia está en torno al 1 % de los partos, aunque aumenta de forma proporcional al tamaño y peso del bebé. Pese a ello, la morbilidad materna y/o fetal puede llegar al 30 % de los partos en que se produce.

Diagnóstico y tratamiento de la distocia de hombros

Como ya hemos anticipado, es difícil prevenir una distocia de hombros. Solo se sabe con seguridad que un elevado peso del feto y la diabetes en la madre son factores de riesgo. Asimismo, parece haber una relación entre esta distocia y los partos múltiples.

Debido a la dificultad de prever esta complicación, es importante que el equipo sanitario controle adecuadamente el parto. Tanto la ganancia ponderal como el metabolismo de pacientes diabéticas y los antecedentes de la madre.

Cuando se observa la dificultad del neonato para la salida espontánea es necesario poner en práctica el protocolo correspondiente, que generalmente pasa por la interrupción de perfusión de oxitocina  y la realización de maniobras obstétricas (MC Roberts, Mazanti/Rubin, Woods, Barnum/Jacquemier…).

Monitorizar el alumbramiento y los momentos posteriores será imprescindible, tanto para evitar complicaciones adicionales como para detectarlas a tiempo de tratarlas.

La negligencia médica y reclamación por distocia de hombros

Lo más normal durante el alumbramiento es no conocer el protocolo y maniobras que deben poner en práctica los sanitarios. Por eso, si sospechas que el equipo clínico no actuó como debió, lo más aconsejable es acudir a un perito médico que evalúe el caso.

Puedes contactar con un abogado especialista en negligencias médicas para que analice la concurrencia de responsabilidades. En nuestro despacho trabajamos con peritos médicos, por lo que podríamos realizar simultáneamente los estudios médicos y legales.

Tienes derecho a reclamar si has sido víctima de una negligencia médica por no haberse tratado adecuadamente la distocia de hombros. Contacta con nosotros si necesitas más información.

Ir arriba