La epilepsia, secuela de negligencia médica

La epilepsia, una secuela de negligencia médica

La epilepsia es una de las secuelas menos conocidas pero más relevantes dentro de las negligencias médicas. Normalmente se produce como consecuencia de una mala praxis durante un parto.

El día 11 de febrero es el día mundial de la epilepsia y conviene recordar que una de sus causas son las negligencias médicas en partos. En sus más de 20 años de experiencia, Rafael Martín Bueno ha visto como esta enfermedad afectaba a muchas de las víctimas y a sus familias.

¿Qué es la epilepsia?

La epilepsia es un trastorno del sistema neurológico, el sistema central. A causa de él, la actividad el cerebro se vuelve anormal. Se dan convulsiones, sensaciones o comportamientos inusuales y, en picos de gravedad, pérdida de conciencia.

Las convulsiones son, por tanto, una de los síntomas y las afecciones más comunes. Muchas veces, siendo incluso impeditivas de una vida normal.

Aunque puede ser tratada con ciertos medicamentos e incluso con cirugía, la mayoría de la gente que la padece tiene que vivir con ella el resto de su vida.

A esto es a lo que se condena a un niño que, por una negligencia médica durante su parto, se le provoque la epilepsia.

¿Cuáles son los síntomas?

Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Confusión temporal
  • Episodios de ausencias
  • Movimientos espasmódicos incontrolables de extremidades
  • Pérdida del conocimiento o conciencia
  • Síntomas psíquicos tales como miedo o ansiedad

Pero los síntomas experimentados varían según el tipo de convulsión que afecte al paciente.

Por una lado están las convulsiones focales. Estas se dan cuando la parte afectada del cerebro es una en concreto. Puede dividirse en dos categorías: sin pérdida de conocimiento y con alteraciones de conciencia.

Por otro lado las convulsiones generales, que afectan a todo el cerebro. Se dividen en seis tipos: crisis de ausencia (mirada fija en el espacio), tónicas (rigidez muscular), atónicas (pérdida de control muscular), clónicas (movimientos musculares espasmódicos), mioclónicas (espasmos breves y repentino) y tonicoclónicas (convulsiones más graves e incluso pérdida de conocimiento).

¿Qué negligencias la causan?

-La hipoxia intraparto:

Acuerdo de 1.000.000€ por secuelas de un niño tras el parto

-Hemorragia intracraneal:

Acuerdo de 1.000.000€ por las secuelas de un niño tras un parto

1.000.0000€ por intentar extraer a un niño en II plano de hodge

Forzar el parto vaginal

Rafael Martín Bueno es especialista en negligencias médicas en partos. Ponte en contacto con él si crees que has sido víctima de una negligencia médica. La consulta es gratis.

Ir arriba