lex artis

Lex artis: qué es y cuál es su papel en las negligencias médicas

La lex artis hace referencia al modo en que un profesional sanitario reacciona ante las complicaciones que se encuentra en cada intervención. Es un concepto muy relevante en materia de reclamación de negligencias sanitarias, ya que si el afectado quiere exigir una indemnización por una lesión deberá demostrar:

  1. Que el sanitario actuó con mala praxis Identificamos la mala praxis con el alejamiento de los estándares de la profesión. Es decir, se da cuando el sanitario actúa de un modo diferente al que habrían seguido otros compañeros.
  2. Que esa actuación produjo la lesión por la que se reclama. Es decir, se requiere una relación entre la actuación negligente del sanitario y la lesión para que se le pueda imputar la responsabilidad por el daño.

Sin embargo, a la hora de determinar si el sanitario es o no responsable por sus actuaciones, deberá examinarse las circunstancias que concurrían en el caso concreto. Es aquí donde entra en juego el concepto de la lex artis.

¿Qué es la lex artis?

La lex artis hace referencia al modo en que se actuó ante una situación concreta. Tengamos en cuenta que en el ámbito sanitario, el facultativo puede encontrarse con un sinfín de situaciones imprevisibles.

Por ejemplo, podría surgir una complicación durante una cirugía que requiera tomar medidas drásticas para salvar la vida del paciente. Y estas medidas podrían suponer la asunción de ciertos riesgos.

Por tanto, las técnicas médicas no siempre deben ni pueden seguirse al pie de la letra. En ocasiones un buen médico tiene que improvisar para que su intervención sea efectiva. Pero esta improvisación debe ser prudente, siempre alineada con el buen hacer de la profesión y con las habilidades y conocimientos del sanitario.

El concepto lex artis hace referencia precisamente a esta situación. Los facultativos la respetan siempre que actúan de un modo prudente y profesional.

Definición jurisprudencial

El Tribunal Supremo (STS n.º 495/2006) ha definido este concepto como:

[…] criterio valorativo para calibrar la diligencia exigible en todo acto o tratamiento médico, en cuanto comoporta no solo el cumplimiento formal y protocolar de las técnicas previstas con arreglo a la ciencia médica adecuadas a una buena praxis, sino la aplicación de tales técnicas con el cuidado y precisión exigible de acuerdo con las circunstancias y los riesgos inherentes a cada intervención según su natiuraleza y circunstancias”.

En definitiva, estamos ante un concepto que depende de las circunstancias, y por eso se le conoce también como “lex artis ad hoc”.

¿Qué supone el respeto a este concepto?

Cuando un médico se aleja de los estándares de la profesión pero conforme a la lex artis, podrá quedar exonerado de responsabilidad. De modo que el sanitario podría tomar decisiones insólitas ante una situación de crisis, siempre que lo haga de forma consciente y prudente.

¿Cuál es el contenido de la lex artis?

La lex artis es lo que en Derecho se conoce como “concepto jurídico indeterminado”. Esto significa que no podemos ir a la ley para buscar su contenido. En cada caso será el juez el encargado de determinar si se ha respetado o no.

Si acudimos a la jurisprudencia veremos que en diferentes pronunciamientos se han señalado algunos componentes de la lex artis:

  • Informar al paciente y a sus familiares objetiva y realistamente de la gravedad de la situación y la conveniencia o no de someterse a un tratamiento determinado.
  • Advertir al paciente de las posibilidades de éxito de la intervención, así como de las consecuencias que podrían derivarse del fracaso.
  • Seguir el código deontológico, y aplicar los conocimientos médicos al escenario en que se encuentra en cada momento.

En conclusión, no existe un contenido delimitado para la lex artis. Siempre será necesario hacer un análisis ad hoc. Por tanto, será el juzgador quien en cada caso determine si se ha respetado o no.

  • En caso afirmativo, el sanitario no será responsable de las lesiones. De lo contrario la responsabilidad sanitaria sería objetiva, dependiendo solo del resultado. Además, se desincentivaría la actuación diligente encaminada a solucionar la situación a la que se enfrenta.
  • Y en caso negativo se determinará la responsabilidad del sanitario, que deberá asumir las consecuencias penales y/o civiles. En estos casos procederá la indemnización a la víctima.
Ir arriba