Reclamar la parálisis cerebral en el parto: ¿qué debo saber?

Reclamar la parálisis cerebral en el parto no es sencillo. Además de enfrentarnos a un proceso técnicamente complejo, es posible que lo hagamos en un momento emocionalmente delicado.

Por eso, lo mejor que podemos hacer en estos casos, es dejar la reclamación en manos de un equipo especializado. En nuestro despacho contamos con años de especialización en las negligencias médicas durante los partos. De modo que podemos ofrecer una asistencia jurídica altamente especializada.

Además, una de nuestras premisas es encargarnos de todas las gestiones para que no tengas que afrontar las complicaciones del proceso. Nos encargaremos de todo y te mantendremos informada de la evolución de tu reclamación.

Pero antes de reclamar la parálisis cerebral en el parto debes tener en cuenta algunos detalles, que nos facilitarán mucho el trabajo.

Existe un plazo para reclamar la parálisis cerebral en el parto

Muchas personas desconocen que existe un plazo máximo en el que tenemos que presentar la demanda. Además, antes de que transcurra este plazo conviene que tengamos el caso bien estudiado.

Para ello necesitaremos toda la documentación clínica, y es posible que nuestros colaboradores sanitarios necesiten realizarte consultas e incluso visitaros a ti o a tu bebé. De modo que conviene que contactes con nosotros (o con el abogado de tu elección) desde un momento temprano y que comiences a reunir todos los informes médicos.

El plazo para realizar las reclamaciones es de tan solo un año si la negligencia se produjo en un centro público. En el caso de los privados disponemos de hasta cinco años. Además, existen mecanismos para alargar este plazo, pero conviene actuar con rapidez.

¿Cuándo empieza a computar el plazo?

El plazo para reclamar comienza en el momento en que se determinen las secuelas. Pero, cuando el afectado es un neonato, es muy difícil determinar el alcance del error sanitario. A lo largo de su infancia pueden surgir nuevas complicaciones o dificultades del desarrollo.

Esto hace que muchas personas esperen demasiado para presentar su demanda. Es imprescindible que sepas que podemos ajustar la indemnización solicitada una vez iniciados los trámites, siempre que podamos justificar las nuevas cuantías. Así que, de nuevo, es fundamental que empecemos a preparar el asunto lo antes posible.

¿Qué puedo obtener tras reclamar la parálisis cerebral en el parto?

Las indemnizaciones por parálisis cerebral en el parto son muy cuantiosas. Ten en cuenta que a lo largo del desarrollo del neonato irán apareciendo ciertas necesidades.

No solo hablamos de tratamientos médicos y rehabilitantes (que también), sino incluso de adaptaciones en su modelo educativo, en el hogar, en los vehículos… Todas estas partidas alcanzarán una gran suma con el paso del tiempo.

Por eso es crucial realizar una correcta valoración desde el momento inicial. Tarea para la que se necesita el concurso de profesionales especializados que puedan valorar diferentes áreas de la vida del menor. Desde técnicos sanitarios hasta asistentes sociales, arquitectos o educadores.

En definitiva, calcular la indemnización que te corresponde tras reclamar la parálisis cerebral en el parto es muy complejo. Por eso es importante dejar esta tarea en manos de especialistas. Contacta con nosotros si necesitas más información.

Ir arriba