pasos reclamar negligencia partos

Pasos para reclamar una negligencia en partos

Los errores médicos durante el alumbramiento son relativamente frecuentes y sus consecuencias muy graves. Por eso es importante conocer los pasos para reclamar una negligencia en partos.

Este tipo de negligencias suelen estar relacionadas con el proceso de asistencia durante el nacimiento, con una mala monitorización del mismo o con un deficiente seguimiento de la evolución de las eventuales complicaciones.

Normalmente se asocian a lesiones o patologías derivadas para la madre, que pueden ser de diversa gravedad. Pero suele ser peor cuando afectan al neonato. Así, la falta de oxígeno durante el nacimiento es una complicación habitual cuando el equipo médico no actúa conforme a la buena praxis y la lex artis.

Esta falta de oxígeno, conocida como hipoxia, puede provocar diferentes complicaciones. Si se trata a tiempo sus efectos pueden minimizarse, pero cuando el bebé está privado de oxígeno durante un tiempo crítico, las secuelas pueden ser permanentes.

Sobre esta materia nos hemos extendido en otras ocasiones, hablando de la hipoxia neonatal o perinatal. En esta ocasión queremos explicar los pasos para reclamar una negligencia médica en partos.

Por supuesto, nuestra primera recomendación es que las personas afectadas se pongan de inmediato en contacto con un abogado especializado en la materia. Conforme se verá a lo largo de la entrada, la experiencia y la rapidez son fundamentales en este tipo de reclamaciones.

Primer paso para reclamar una negligencia médica en el parto: reunir la documentación

Entendemos el contacto con un bufete especializado en negligencias médicas como un paso previo al inicio de reclamaciones. Los abogados que nos especializamos en este sector empezamos por realizar un estudio de viabilidad de la reclamación.

Durante este estudio analizaremos, con el concurso de profesionales sanitarios, si se aprecia una conducta negligente durante la intervención del equipo médico. Además, realizaremos un primer examen de la incidencia de esta conducta en las lesiones y de la posibilidad de reclamar con éxito.

Pero para poder realizar todas estas tareas vamos a necesitar la documentación sanitaria referente al caso. Entre esta documentación destacamos la importancia de:

  • Historial clínico completo.
  • Partograma.
  • Examen del Ph fetal.
  • Gráficas de monitorización fetal.

Con esta documentación y la asistencia de otros profesionales dispondremos de los elementos necesarios para saber si podemos reclamar y, en este caso, trazar la mejor estrategia procesal.

Segundo paso para reclamar negligencias médicas en partos: estudio de la vía judicial 

Una vez conozcamos nuestras posibilidades legales y la viabilidad del caso por los especialistas, será el abogado el que determine cual es la mejor vía para demandar en nuestro caso. Ello depende de múltiples factores por lo que es recomendable un amplio estudio jurídico.

En el caso de que la negligencias médica haya sido cometida por un hospital público existe la posibilidad de iniciar una reclamación patrimonial o, si existe seguro de responsabilidad civil, acción directa únicamente contra el seguro. Ahora bien, si no existe seguro de responsabilidad civil, pero conocemos los médicos que han intervenido y el estudio de sus pólizas de responsabilidad civil son más beneficiosas, también podríamos demandar directamente a estas.

En el caso de que la negligencias médica haya sido cometida por un hospital privado el estudio se fundamentará en decidir si demandamos a la aseguradora del hospital, a la entidad de salud por la que hemos acudido a ese hospital o a esos profesionales o incluso se puede plantar reclamar a las aseguradoras de los médicos.

Ya vemos que las alternativas son numerosas y la estrategia procesal siempre es un factor a tener en cuenta de cara al éxito.

Tercer paso para reclamar negligencias médicas en partos: la demanda judicial

 En este caso deberemos determinar los conceptos por los que vamos a exigir nuestra indemnización, que pueden incluir:

  • Daños y perjuicios. En este caso se incluyen tanto indemnizaciones por las lesiones padecidas y sus secuelas como por los gastos que se derivarán en el futuro de la patología.
  • Daños morales. También podemos reclamar daños morales tras la negligencia médica en el parto, como ocurre en otros supuestos.

La demanda se presentará en los tribunales civiles o administrativos, dependiendo de la naturaleza pública o privada del hospital donde se produjera la lesión. En cualquier caso, la velocidad es clave aquí. Presentar la demanda fuera de plazo supondrá su inadmisión.

Negociar una indemnización de esta clase es complejo, porque cuantificarla correctamente requiere pericia y experiencia. No olvidemos que al reclamar una negligencia médica en el parto debemos tener en cuenta los gastos que se derivarán de esta durante toda la vida de los afectados.

Cuarto paso para reclamar negligencias médicas en partos: la actualización de la indemnización

Por último, la víctima de un error sanitario debe saber que puede actualizar la indemnización cuando concurran los requisitos para ello. Es importante conocer este detalle, porque en el momento en que se produce la lesión no se suele conocer el alcance de la misma. Especialmente si el lesionado es un neonato.

Pero ya hemos indicado que el plazo para reclamar es breve. Disponemos de cinco años cuando el hospital es privado y tan solo uno en el caso de centros públicos, salvo excepciones.  Por eso es importante presentar la demanda y, en el futuro, si fuera necesario, actualizarla.

Todas estas tareas son extremadamente técnicas. Y por eso conviene acometerlas con la asistencia de un bufete especializado en errores médicos. Si necesitas reclamar una negligencia médica, no tienes más que contactar con nosotros para que estudiemos tu caso.

Ir arriba