Cómo denunciar por negligencia médica

Cómo denunciar una negligencia médica

Denunciar una negligencia médica, afortunadamente, no es algo que se haga a menudo. Pero, desgraciadamente, hay veces que es necesario. En esos momentos nos encontramos con que las víctimas se encuentran perdidas ante el proceso que deben seguir.

En el peor de los casos este desconocimientos puede derivar en que la familia no denuncie y, por tanto, su daño se quede sin indemnizar. Para evitar eso, vamos a explicar paso a paso el camino que hay que seguir para denunciar una negligencia médica:

1.Buscar un abogado especializado

Como ya hemos mencionado, los casos de negligencias médicas no son habituales. Además, cuentan con una enorme complejidad, ya que hay que entender y hacer comprender al juez los términos médicos. Son casos que requieren de un conocimiento previo y de una preparación específica.

Por ello, es necesario contar con un especialista. En este post anterior os explicábamos las claves para elegir a un buen abogado especializado en negligencias médicas.

Ten en cuenta los plazos de prescripción. Aunque tu caso haya sido una clara negligencia médica, ningún profesional podrá ayudarte si se encuentra fuera de plazo. Este tipo de casos prescriben bastante rápido, así que es un punto importante a tener en cuenta.

Lo principal para sacar adelante un caso de negligencia médica es probar que existe una secuela. No vale únicamente con que se haya dado la mala praxis. Es importante que haya también una consecuencia permanente en el tiempo.

Si no hay ninguna secuela o al única que hay es un dolor, no se va a poder judicializar el caso.

2. Reunir la documentación

Esta, probablemente, sea una de las partes más engorrosas del proceso. Hay que acudir al centro sanitario donde tuvo lugar la negligencia para solicitar todos los documentos relativos al paciente y al tratamiento dispensado.

En algunas ocasiones los centros se niegan a proveerla, pese a ser un derecho de paciente. En otros casos, aportan la documentación, pero incompleta. Este problema se puede subsanar de manera más rápida y eficiente si tu abogado es experto en negligencias médicas, porque sabrá reconocer qué documentos faltan y cómo obtenerlos.

Por si quieres ir haciéndote una idea de qué informes necesitarás, tenemos un recopilatorio de los relativos a negligencias médicas en operaciones y en partos. Otro documento especialmente importante en el caso de fallecimientos es la autopsia.

3.Solicitar el informe de un perito médico

Los peritos médicos son especialistas cuya labor es emitir un informe en el que se concluya si ha tenido lugar una negligencia médica. Y, si ha ocurrido, por qué y cómo ha sucedido. Son un punto intermedio entre la medicina y lo judicial.

Su informe es clave y necesario para llevar el caso a juicio.

Lo ideal es que dicho perito sea experto en la materia de la que tiene que hacer la evaluación. Además hay que tener en cuenta que son trabajadores independientes y que, por tanto, sus honorarios se pagan de manera diferenciada.

4. La vía judicial

Aunque hay diversas maneras por las que se puede llevar una demanda por negligencia médica, la más recomendable es la vía civil.

En nuestro país es casi imposible condenar a un médico por la vía penal. Al optar por la vía civil, reclamamos una indemnización a la aseguradora de dicho sanitario. De esta manera, con una compensación económica, se pueda ayudar a las familias a salir adelante.

A menos de que se llegue a un acuerdo extrajudicial, lo normal es que se tenga que acudir a juicio. En momentos tan complicados e importantes, un abogado comprometido acudirá personalmente.

5. La sentencia e indemnización

Pasado un tiempo del juicio se emitirá la sentencia del mismo. La sentencia, además de reunir los hechos probados, emite un veredicto. Si este veredicto es favorable a la víctima, establecerá una indemnización que deberá recibir de parte de la aseguradora.

La cuantía indemnizatoria está condicionada por muchos elementos, pero normalmente se basa en las tablas del Baremo de Indemnizaciones en Accidentes de Tráfico.

Otro punto importante a resaltar es que el dinero que se reciba en compensación por la negligencia médica sufrida está dirigido a cubrir los gastos y necesidades futuras. Por tanto, tanto esa cifra como los intereses derivados de mora que se otorguen, no tributarán impuestos.

 

Si necesita denunciar una negligencia médica, póngase en contacto con nosotros. Rafael Martín Bueno es el único abogado dedicado exclusivamente a las malas práxis.

Ir arriba