Casos de negligencias médicas en el parto

Negligencias médicas en partos: la importancia de contar con un abogado especialista

 Las negligencias médicas constituyen una de las principales causas de muerte en España. Muchas patologías llegan tarde o se agravan por una deficiente gestión de los medios hospitalarios y sus profesionales.

En este artículo hablaremos de la importancia de denunciar las negligencias médicas. Y especialmente en las problemáticas de los documentos médicos con valor de prueba.  Para buscar un castigo ante un comportamiento reprobable, así como la búsqueda de una indemnización justa y proporcionada al daño sufrido a consecuencia de una mala praxis médica.

La importancia de denunciar irregularidades hospitalarias o médicas

Como todos sabemos, el sistema sanitario es muy profesional en algunas áreas y manifiestamente muy mejorable en otras. Especialmente dando explicaciones o asumiendo responsabilidades en casos de error de diagnóstico o tratamiento médico.

Nos encontramos con largas listas de espera para recibir atención primaria o especializada con largos tiempos de espera incluso en casos de urgencias. El tiempo dedicado al paciente es mínimo en numerosas ocasiones y en muchas no se hacen las necesarias pruebas diagnósticas dentro del acto médico. En muchas ocasiones los propios especialistas son víctimas del sistema hospitalario y tienen que lidiar con falta de profesionales en un área. En otros casos también encontramos profesionales que no actúan de forma diligente haciendo guardias y turnos excesivos que no debieran realizar y que afecta directamente a su profesionalidad y resultado. También es frecuente que se equivoque con o sin buena intención.

Exigir explicaciones ante problemas sobre servicios médicos

Por todo ello es fundamental que por una u otra razón el paciente o sus familiares exijan explicación ante cualquier anormalidad en la prestación de los servicios médicos u hospitalarios. Como pacientes tenemos derechos, y el centro siempre debe estar a disposición del paciente por el bien de los que vienen detrás o los perjuicios que sufrimos es conveniente y justo reclamar, se deba o no a un comportamiento negligente o de mala praxis. Solo así podemos obligar a que los cargos directivos y políticos mejoren los protocolos de atención y asuman la responsabilidad del centro.

Abogado especialista en negligencias médicas: El papel fundamental

Los abogados especialistas en negligencias médicas y derecho sanitario somos pieza clave en el sistema sanitario, ya que nuestro principal objetivo es buscar un nexo de causalidad entre los hechos y el incumplimiento normativo. En muchas ocasiones nos limitamos a un asesoramiento sobre los derechos al cliente y pequeñas cuestiones sobre los derechos al paciente. A veces nos encontramos con graves negligencias médicas por la seriedad de los daños causados al paciente o sus familiares que requieren una indemnización por los daños y molestias causadas. En muchas ocasiones de por vida que requieren de una demanda con una amplia base para justificar la relación de causalidad del centro sanitario o la actuación del médico.

Funciones de un abogado especialista en negligencias médicas

El Abogado especialista en negligencias médicas puede ayudarle en los primeros pasos de prueba del diagnóstico incorrecto, retraso de diagnóstico o error de diagnóstico, indicando los pasos a seguir para reunir toda la información sobre su caso, cuando esta le es negada o las explicaciones del centro o los profesionales son vagas.

Nosotros como despacho de abogados en Madrid experto en negligencias médicas, nos hemos especializado especialmente en las negligencias en el parto. Ámbito en el que disponemos de una larga trayectoria en casos de mala praxis médica probando de forma exitosa el daño producido al recién nacido.

El paciente tiene derecho a la reclamación por negligencia médica

Si bien, no siempre los casos quedan dentro de mala praxis o tienen consecuencia sancionadora, en muchas ocasiones sí que la víctima tiene derecho a tener una indemnización aplicando la doctrina del daño y en ese sentido todos los profesionales y centros médicos o asistenciales están obligados a disponer de un seguro de responsabilidad civil que cubra cualquier tipo de eventualidad con el paciente desde una negligencia médica grave o culposa o a cuestiones menos comunes que pueden ir desde un simple fallo administrativo en una lista de espera, un fallo de aparatos médicos o incluso otro tipo de fallos con consecuencias más graves.

Expertos en negligencias médicas

Dentro de nuestra especialidad venimos llevando casos en toda España. Desde las fases iniciales de reunir toda la información, para estudiar el caso y su viabilidad. Entre la documentación más frecuente a reunir: Cualquier documento que tenga utilidad como prueba a nivel legal o para el equipo de peritos.  Por ejemplo son claves las gráficas de monitorización fetal, PH fetal y el partograma. Historial clínico completo tanto de los padres como del hijo.

Un perito médico puede evaluar si los daños basándose en el historial médico son consecuencia del comportamiento de los profesionales, y sus errores. Siendo especialmente diligentes en la cuantificación de los daños futuros. Debido a las secuelas de por vida y el alto precio de los cuidados médicos.

Dependiendo del tipo de secuela, y la necesidad de acceder a la indemnización llevamos a cabo negociaciones con las partes. Para intentar obtener en un primer paso lo imprescindible o presente mientras se fija un escenario que permita cuantificar el daño total, lo que no siempre es posible por quedar pendientes revisiones médicas o secuelas curables. Es importante tener siempre presente la proximidad probatoria dentro de una correcta estrategia procesal.

¿Cómo probar una negligencia médica? La prueba documental

Uno de los aspectos clave dentro de un proceso legal de reclamación por negligencia médica o procedimiento de negligencia es saber conocer una vez reunidos todos los documentos necesarios para acreditar el daño sanitario, cuáles tienen valor de prueba dentro de un procedimiento judicial o posible acuerdo extrajudicial.

Es fundamental tener todos los documentos previamente. Y no debemos olvidar que en la mayoría de casos los pacientes firman un consentimiento para las actuaciones de los servicios médicos. Pero el resultado que obtienen es muchas veces desproporcionado.

Con respecto a la articulación de la prueba, es  la víctima quien deba probar la actuación negligente. Es decir, quién demanda ha de probar, no sólo que existió un incumplimiento de la lex artis, sino también que de ese incumplimiento se derivaron una serie de daños, es lo que denominamos, el nexo causal. 

En los casos en los que el daño sufrido por el paciente sea desproporcionado. La doctrina de Tribunal Supremo se posiciona que es el demandado el que tiene la responsabilidad de probar los hechos. Situación que parte especialmente de si en ese consentimiento informado fue informado sobre la secuela que ahora padece. Así como si esa información se le presentó de manera adecuada, entendida y sin coacciones.

Ley de enjuiciamiento civil para analizar una negligencia médica

Si entramos a analizar un caso de negligencia médica sin tomar en cuenta la jurisprudencia, partiríamos del artículo 217, párrafos 2 y 3 la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC), que señala lo siguiente en referencia a la carga de la prueba:

Párrafo 2. “Corresponde al actor y al demandado reconviniente probar la certeza de los hechos de los que ordinariamente se desprenda, según las normas jurídicas a ellos aplicables, el efecto jurídico correspondiente a las pretensiones de la demanda y de la reconvención”.

Párrafo 3.“Incumbe al demandado y al actor reconvenido probar los hechos que, conforme a las normas que les sean aplicables, impidan, extingan o enerven la eficacia jurídica de los hechos a que se refiere el apartado anterior”.

Resumiendo lo anterior, pareciera que es competencia del demandante y del demandado reconviniente probar los hechos sobre los que reclaman, pero no de esta manera si se parte de la tesis del daño desproporcionado.

Tesis de daño desproporcionado

Para apoyar esta tesis es necesario un duro trabajo previo que sea practicado de forma correcta y eficaz:

Una demanda por negligencia médica no rigurosa en cuanto a la primera acreditación de daño desproporcionado, puede dar lugar a un rechazo del tribunal. Y es por ello, por lo que nuestro despacho de abogados experto en negligencias médicas en partos destaca.

La práctica forense nos ilustra con casos en los que la prueba o no se ha planteado adecuadamente para probar el acto imprudente. El pleito queda adolecido hasta tal punto de no poder prosperar la demandada.

Las pruebas verdaderamente relevantes y trascendentes en esta litis son el indicado informe. Y  el informe pericial acompañado a la demanda, objeto de las correspondientes explicaciones y respuestas de los peritos a las preguntas y objeciones de las partes en el acto de juicio. La parte demandada no ha realizado una verdadera prueba pericial. Se limitó a aportar un informe documental con el escrito de contestación a la demanda elaborado por el doctor D. Y a la proposición del mismo como testigo, evacuando contestaciones sobre la materia por sus conocimientos científicos… Y lo cierto es que su exposición es meramente teórica … Sencillamente, porque el doctor D. nunca ha visto, examinado ni reconocido a doña ………, habiendo elaborado su informe y opinado del caso simplemente por la lectura del informe pericial obrante en autos, … Y de los documentos facilitados por el demandado.»

Y es por cuestiones como esta, por la que ofrecemos consulta gratuita y evaluación de su caso, y por lo que nuestro campo de experiencia profesional en el derecho de las negligencias médicas está mayormente acotado por nuestro despacho de abogados en las negligencias médicas relacionadas con lesiones fetales por hipoxia en el parto.

Ir arriba