¿Puedo denunciar a mi médico?

En este artículo se recogen los principales puntos a tener en cuenta para denunciar a un médico. El texto cuenta con Rafael Martín Bueno como experto de referencia en casos de negligencias médicas.

Información: Cómo denunciar a un médico

La noticia explica las claves para ser capaz de procesar a un profesional sanitario por una negligencia médica.

En primer lugar, tiene que haber un daño demostrable. Aunque las cosas no se hayan hecho de manera correcta, lo importante es el resultado. Si al final del tratamiento el paciente se ha recuperado no se puede hacer nada, aunque el procedimiento no haya sido correcto. La clave es esa secuela o daño demostrable. Sin ella, no se puede actuar legalmente.

Después pasa a explicar cómo tiene que ser el procedimiento de denuncia. En este punto se resalta la importancia de acudir a un abogado especializado en Derecho Sanitario. Tras someter el caso a un informe de un perito médicos, si este confirma que ve indicios de negligencia médica, se interpone la demanda. Esta se realiza por la vía civil y se reclama de manera patrimonial a la aseguradora.

En cuanto al coste del proceso, hay que tener en cuenta varios factores. No sólo supondrá un gasto económico, sino también emocional. Hay que valorar que muchos pagos que se realizan son ineludibles porque forman parte necesaria del proceso legal. Además, hay que tener en cuenta que el plazo puede ser largo.

Lo que se obtiene de este proceso es una compensación económica. La razón es que es casi imposible conseguir ninguna condena de otra clase, por ejemplo penal.

En la noticia: Rafael Martín Bueno como experto

«Acudes a urgencias por dolor abdominal y te diagnostican gases. No estás conforme y acudes al hospital de enfrente y allí te diagnostican apendicitis. Te operan y te vas a casa. Evidentemente, “hay un error diagnóstico, pero no así daño, puesto que la operación te la tenían que haber realizado igualmente debido a la apendicitis”, explica Rafael Martín Bueno, abogado experto en negligencias médicas.

La diferencia es importante porque para poder denunciar una negligencia médica debe existir una acción u omisión que cause un daño. Por tanto, “si hay negligencia médica pero no daño, nada se puede hacer”, señala el abogado.»

«Así, no vale que un perito concluya que es su opinión, puesto que la parte contraria aportará peritos que opinen lo contrario, «y corresponderá a la parte que sufrió la negligencia probarla con documentación médica”, añade Rafael Martín.»

«Se interpone una acción civil contra el seguro de responsabilidad civil del Servicio de Salud de cada comunidad autónoma «o contra la entidad de salud privada con la que vas al médico», apunta Martín. »

«Sí habrá que pagar «un poder notarial (para que el abogado te represente), que suele rondar los 70 euros», admite Rafael Martín.»

«En cuanto al tiempo, el proceso «suele demorarse un año hasta la obtención de la sentencia«, asegura Martín.»

«Sin embargo, las condenas penales son escasas y, además, “sin antecedentes penales, tampoco tienen pena de prisión”, subraya Rafael Martín.»

«Lo que sí es posible es ganar el pleito y publicarlo en los medios de comunicación. Esto sí les afecta más, puesto que los profesionales viven de su imagen, «y si te sacan en prensa siendo el responsable de una mala praxis, el daño a la reputación puede ser el mayor de los castigos que reciban”, advierte Martín»

Si quieres leer la noticia entera, pincha en el siguiente enlace.

Ir arriba